CAPITALISMO CONCIENTE: UN PROPOSITO SUPERIOR

Al final de la tercera parte de “Matrix”, cuándo Neo está luchando solo, en una noche oscura y tormentosa, contra una ciudad repleta de miles de Sres. Smith, en un momento el Smith principal contra el que pelea se detiene y le pregunta: “¿Por qué sigues peleando? ¿No te das cuenta que vas a perder?” La respuesta de Neo es: “Porque yo lo elijo”.

El poder de la elección libre es un diamante de la vida misma. Este poder no viene del exterior (trabajo, casa, auto, relaciones, etc) sino más bien del interior (convicción, fortaleza, voluntad, etc). Y lo que alimenta muchas veces ese interior es la convicción y la intención de un propósito mayor.

Una de las ideas centrales de CC es el concepto del propósito superior o elevador. Este concepto surge como una complejización de lo que usualmente se define como el propósito exclusivo de cualquier empresa: la rentabilidad monetaria. Una empresa inspirada en CC sabe que la rentabilidad monetaria es importante y es el objetivo más manifestado en el cual se sintetizan muchos esfuerzos y energías que intervienen en la compañía, pero bajo ningún punto de vista es el único fin de una empresa.

Esta importancia al Propósito no surge de una observación superficial o voluntarista de la actividad humana, sino que tiene que ver con la realidad misma de la psiquis humana. Es decir, es entender que la existencia de diversos propósitos en nuestro sistema de creencias (tanto personal como colectivo y global) es lo que nos anima y predispone todos los días a llevar adelante nuestras agotadoras, stresantes y, a veces, frustrantes realidades del trabajo, la rutina y la alienación.

CC opera bajo la lógica de entender que el Propósito ético/existencial guía a cualquier psiquis humana hacia la elevación de sus valores y hacia la sofisticación de sus capacidades; por ende, cualquier empresa o líder asentado en este enfoque sabe que la búsqueda de Propósitos superadores (más allá de la mera rentabilidad económica) y el objetivo de conseguirlos hará que todos aquellos que forman parte y son partes interesadas en la misma sientan la gratitud y alegría de participar en ella, proyectándolo en su expansión y crecimiento como quizás ni se imaginaba. Y al mismo tiempo, generando un aporte concreto y real verdaderamente positivo a toda la sociedad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *